La capacidad de dibujar bien es una de las habilidades más codiciadas en arquitectura. Desafortunadamente para aquellos que no tienen un don innato para dibujar, es también uno de los más difíciles de aprender. Pero para esas pobres almas sin tal talento, ahora hay una solución: una aplicación llamada SketchAR.

Disponible para dispositivos iPhone y Android que incorporan la tecnología Tango de Google, SketchAR puede tomar fotografías u otras imágenes, convertirlas en dibujos lineales esbotables y, a continuación, utilizar la realidad aumentada para superponerlas en superficies del mundo real.

Con el iPhone, la aplicación permite a los usuarios rastrear imágenes sobre un papel A4, ubicando el dibujo utilizando 5 círculos que el usuario dibuja en el borde del papel. Sin embargo, la verdadera magia viene con dispositivos que poseen Google Tango, que utilizan diferentes técnicas de posicionamiento Tango para trabajar en cualquier superficie plana, incluso paredes enteras. Utilizando esta superposición de realidad aumentada, los usuarios verán exactamente dónde tomar su lápiz o aerosol para replicar la imagen, casi como utilizar un papel de calco.

La aplicación es una gran herramienta para cualquier persona que busca mejorar sus habilidades de dibujo o simplemente producir un boceto único que normalmente estaría más allá de sus capacidades, mientras que la versión de Android también es una herramienta perfecta para crear murales.